Translate

domingo, 9 de junio de 2013

PEÑA GALICIA (1665 m) desde Aviados

 
 
Foto: Bajando por la cara este de Peña Galicia.

Ruta realizada el 15 de Mayo del 2013

Integrantes: Noelia y Kike

Una vez más nos acercamos a la montaña central leonesa haciendo uso del Tren FEVE.

Esto nos permitirá realizar una ruta lineal: Aviados – Valdepiélago. Subiendo a Peña Galicia desde el primer pueblo entrando al valle sur por el corte vertical en la pared caliza que ha abierto el arroyo Sierras Blancas. A partir de aquí el valle se abre, atravesando unas praderas salpicadas de chopos, cerezos...llegamos al paisaje de la blanca caliza por el que ganaremos desnivel durante un kilómetro antes de adentrarnos en un precioso robledal por el que nos conducirá una senda hitada, girando dirección este hacia la abierta canal herbosa que forman la Peña Canga y Peña Galicia, llegando posteriormente  a la collada entre estos dos picos gemelos para virar al sur por la cresta y alcanzar la cima de la más alta; La Peña Galicia.

El descenso hacia Valdepiélago lo haremos descendiendo del collado anterior por una estrecha canal este con fuerte pendiente hacia el valle que se abre a los pies de la peña; Valdecesar.  Dejando atrás la roca, pisamos la pradera siguiendo una senda que se dirige hacia la Cueva del Corvizo dirección norte, sin necesidad de llegar hasta ella viramos de nuevo hacia el este por la senda que sigue por el límite meridional  del bosque de robles hasta alcanzar el fondo del valle donde se unen los arroyos que descienden de Peña Galicia y de La Valdorria, respectivamente.

Desde aquí parte una estrecha senda que sigue el curso del río a través de este angosto y precioso desfiladero de Valdecesar. La senda obliga a entretenidos vadeos del arroyo para cruzar de un lado a otro disfrutando de la naturaleza desbordante que se da en este aislado lugar. Al final se accede al arco de roca donde el río se precipita en un espectacular salto de unos 25 metros. Toca ahora trepar unos 20 metros por la pared situada al norte del arco por una canal descompuesta y poder salir del desfiladero para bajar por la senda que da vistas a Nocedo y que desciende directa a la carretera de La Vecilla-Lugueros.

Desde aquí y siguiendo las aguas del Curueño por la calzada, pasaremos Montuerto antes de llegar al punto final de la ruta en el pueblo de Valdepiélago, capital del municipio, donde cogeremos el FEVE de vuelta a León.

A continuación la muestra gráfica del recorrido:


En línea de color verde discontinuo la ruta realizada.





Viajando en el FEVE en la línea León-Bilbao.
Descendemos en el apeadero de Aviados, dos kilómetros antes de llegar a la Vecilla.

Existe una controversía referente al nombre de este pico en los diferentes foros de montaña. Por una parte, en el pueblo de Aviados llaman a esta montaña La Canga. En los mapas se denomina Peña Galicia y en los foros se dice que La Canga es el peñasco gemelo que se alza al norte de Peña Galicia y por lo tanto son dos montañas distintas.

Entrando en el pueblo de Aviados por la carretera.
 Hierba Doncella. Vinca minor
Otros nombres de esta planta son; Ojos azules, Ojos llorosos, Violeta de las brujas, Violeta de los hechiceros o Laurel de Dafne.

En una de las fuentes de Aviados
Estas casas pintadas de blanco son más típicas de pueblos del sur de la ibérica...
Los coloridos de las plumas de los inigualables gallos del Curueño son muy apreciadas en la realización de moscas para la pesca.
Se dice que su particular brillo se pierde si se saca el animal fuera de los siete lugares mágicos que forman los pueblos de La Cándana, La Vecilla, Campohermoso, Aviados, la Mata de la Bérbula, Sopeña y Valdepiélago.
Y este dicho parece ser cierto ya que lo comprobó la familia de Noelia, criadores de gallos en Campohermoso, trasladaron unos pocos gallos desde este pueblo  17 kilómetros más al norte, en el mismo valle del Curueño y donde es natal la madre de Noelia.
A los pocos meses ya no eran válidos para su venta...

Hay menciones de estos singulares gallos en escritos antiguos como "El manuscrito de Astorga" del año 1448.

Lirio
Iglesia de Aviados
Fuente de la plaza mayor
En la pared de la izquierda a la salida de Aviados se sitúa una zona de escalada llamada "La Chorrina" donde existen varias vías abiertas de diferentes grados de dificultad.

Otra fuente al comienzo del corto desfiladero

Esta angostura que se abre junto al pueblo pudo ser determinante para la ubicación de la fortificación que se edificó en la peña. Fácil defensa para esta estrecha puerta de acceso al valle en tiempos de luchas siglos atrás.

Dominando el pueblo de Aviados se encuentran los restos de un antiquísimo castillo.
Cuentan las crónicas que fue alzado por el conde suevo Gundamaro, más tarde el edificio perteneció a la familia de los Guzmanes, hasta que el emperador Carlos V lo hizo demoler por el apoyo que esta familia prestó a la causa de los Comuneros contra el poder real. 

Amuralladas alli mismo por las estribaciones de la peña Galicia defendían las entradas por el norte.

Primula veris
Esta flor produce una miel de calidad. En los paises nórdicos se utilizaba para la preparación de bebidas. Las hojas tiernas, con un sabor ligeramente picante, se comen en ensalada, y las flores pueden decorar los platos.

Caminando por la pista principal hacia la peña.


Desde este punto del camino ya se adivina la zona de acceso al robledal que existe detrás del farallón calizo por donde debemos pasar.
Es el lugar donde el menor relieve de la montaña hace accesible el ascenso.

Orquídea Orchis morio
Orquídea Dactylorhiza sambucina
Unos metros más adelante dejaremos la pista en la curva que realiza esta virando dirección sureste.
Cogeremos la senda que arranca próxima a un cercado ganadero.

Jacinto ( Hyacinthoides non-scripta )
Estribaciones de la Peña Galicia hacia el oeste.
 Aunque aquí, Noelia, tirará unos metros más por el camino, la senda de ascenso, es la que se observa a mano izquierda.
Pasando al lado del cercado ganadero que mencioné anteriormente y que nos sirve de referencia para coger el camino correcto. 

Subiendo por la peña nos asalta la curiosidad de asomarnos a esta pequeña oquedad. 

En ella hay colocado un portal de belén muy original...
Llama la atención la cara sonriente de una de las figuras.

 
Superados los bloques calizos por la canal, pasaremos a unas praderas que anteceden al robledal donde que nos dirige la senda hitada. 

Este joven bosque de robles se encuentra libre de vegetación arbustiva y resulta cómodo y agradable el paseo por el mismo.

Camino o senda debemos estar atentos a los quiebros del mismo siguiendo las señales de los hitos.


Noelia por la senda del robledal. 

 Salimos a un pequeño claro herboso donde fotografiamos más flores de orquideas. Es la época del apogeo de su floración y se pueden observar varias especies en este valle.

Pequeño claro antes de volver a sumergirnos en el bosque.

 Detalle de uno de los hitos que marcan el camino.

 Últimos metros por el bosque antes de salir a las campas de la ladera oeste del Peña Galicia.

La marcada senda sigue paralela al bosque pero por la vertiente norte del valle entre un mosaico formado por los bloques de blanca piedra caliza y las franjas verdes  herbosas. 

Orchis mascula 

Vista hacia atrás donde hemos dejado el bosque y el valle de acceso al mismo.

Es fácil ahora la continuidad a la Peña Galicia. No hay pérdida ya que el collado entre la Canga y la Peña Galicia es visible desde cualquier punto.

Nos encontramos con el famoso montañero y presentador de un programa de aventura en televisión.
En la foto, Jesus Calleja, entrenando junto a su hermano Kike Calleja y su  preparador físico.


Este es el particular vehículo en el que se ha trasladado el famoso personaje hasta la montaña.
En el patio de su casa en León tiene un helipuerto donde aparca este aparato... 

Noelia y yo nos hacemos una foto junto al helicóptero "Desafío Extremo".

Cuenta ahora Jesus Calleja que se está preparando para correr una maratón en Etiopía.
Y que hoy se hizo mil metros de desnivel en hora y media.
-" Como no cuente los que se hizo con el helicóptero..."- Pienso para mí.

Noelia y yo vimos llegar al helicóptero y lo vimos salir poco tiempo después dirección León.

Yo no comparto las declaraciones del que se llama "Defensor de la Montaña leonesa".
Apoya la construcción de la estación de esquí de San Glorio...en un espacio protegido como es el parque Regional de Picos de Europa.
Pone como ejemplo a los Alpes y sus estaciones para aplicar esa política destructiva a la Cantábrica.
Malas maneras para la defensa de las montañas y su biodiversidad que las da un valor añadido.


Desplazarse hasta aquí en helicóptero desde León...
A nosotros nos resulta dificil comprender el porqué de tal despliegue de medios para tan corta distancia. ( Unos 27 kilómetros ).
Tiene a su disposición el cómodo tren Feve...o si es un buen deportista de "Desafio Extremo" podría venir por ejemplo en bici.
Noelia y yo el año pasado tenemos el ascenso a esta misma montaña en combinada BTT + treking, partiendo desde la ciudad.

Pero ya se sabe... en este mundo de locos, lo que se lleva es aparentar.

El collado al que nos dirigimos ya está próximo.

La visibilidad hacia las montañas de alrededor va en aumento a medida que cogemos altura.

Peña Galicia desde la collada norte.

Noelia llegando al collado.

Con el zoom retrato al Correcillas o Polvoreda ( 2007 metros ). Siendo la montaña de dos mil metros más cercana a la ciudad de León.

Vistas hacia la vecina La Canga desde la escarpada ladera que asciende a la Peña Galicia.
Esa abrupta cara este es por la que descenderemos posteriormente hacia el valle de Valdecesar.

Con el zoom retrato dos bonitas cumbres; La Peña Valdorria y el Pico Huevo de Nocedo.

 Subiendo por la cresta.

De nuevo zoom hacia las bellas montañas del paraiso calizo; Susarón, Cueto Aucino y el cordal de Arintero formado por varias cumbres como la Peña Forcada y el Gudín; Terreno al que acudiremos en la próxima publicación en este blog. 

Hacia el sur se observan las extensas manchas de bosque de robledal y pinares de repoblación que se prolongan hasta la misma ciudad de León.
Desde aquí se distingue el pueblo de La Vecilla y Campohermoso; pueblo natal del padre de Noelia donde actualmente hacen vida su familia entretenidos con su huerta y la crianza de gallos de pluma.

 Ya se encuentra a la vista el vértice de la cumbre de Peña Galicia.

Hacia el este el pico Prado Llano y el recientemente ascendido Pico Cueto.

 Vista del pueblo de Aviados desde la cumbre del Peña Galicia

 Vistas hacia el valle por el que hemos ascendido y la cresta norte que llega a la vecina peña Canga.

Noelia y Kike en la foto testimonial de cumbre.

 Descendemos rápido. Se acercan nubarrones por el oeste que presagian precipitaciones.

Detalle de la pared por la que descenderemos. Seguiremos la grieta de la izquierda para bajar a la pradera.

Noelia

Bien entretenida que es el destrepe por esta vertiente de la Peña Galicia. 

 De nuevo vistas hacia el valle de Valdecesar.

 Vista atrás a la peña que acabamos de pasar...

Seguimos una senda dirección al pueblo de la Valdorria mientras empiezan a caer los primeros copos de nieve.
Nieve a mediados de Mayo...¡¡ menuda primavera ¡¡


Ascendemos unos metros para protegernos del frio viento y de las heladas precipitaciones mientras aprovechamos para realizar la comida del día.
La nevada que cae parece intensificarse mientras comemos... 
Nos vestimos con nuestras ropa impermeable para proseguir el descenso.
En la foto se puede apreciar los copos de nieve que caen en este momento. 

La nubada ha ocultado ahora las cumbres hacia el este pero no las orquídeas que seguimos haciéndolas fotos. 

Dactylorhiza insularis 

 
Pasó la nube de nieve...seguimos ruta.

Con el zoom retrato ahora la Peña Galicia donde se encuentran en este instante unos montañeros.
Impresionante la vista desde aquí. 


A la vista ya tenemos el barranco al que dirigirnos y que ya bien conocemos Noelia y yo de tantas excursiones por la zona.
Desde luego, el sorprendente barranco de Valdecesar, nos ha proporcionado gran disfrute.


Penitentes' -Muscari neglectum-
Pasamos al lado de un "Hide" para la observación de la fauna.



Aquí hecho de menos a mis amigos Ojo Lince y Sra...¿Nombre para este ave ?

 El arroyo que baja de las Peña Canga y Galicia se unirá al que desciende de la Valdorria al término de esta lengua herbosa formando el precioso barranco de Valdecesar.
En otras ocasiones hemos realizado el barranco completo accediendo a una de las cascadas que se encuentran a mano izquierda en la foto. En esta ocasión, el abundante caudal del río, nos impedirá visitarla.
Para quien quiera conocerla puede visitar el siguiente enlace que publiqué hace unos meses;

Se adivina una antigua calzada, ahora abandonada, donde florecen los Narcisos asturiensis.

Noelia posa al lado de este espectacular ejemplar de roble cubierto casi por completo de musgo.


Enlace con el arroyo que baja de la Valdorria.

Las algas y los hongos se asocian para formar los líquenes que como estos penden del tronco de un roble.

 -¿Qué mas podemos pedir a este precioso bosque?-

Primer vadeo del arroyo Valdecesar para pasar a la senda que continúa por la orilla opuesta.

Hypholoma sublateritium
 
Noelia y yo hemos sacado nuestros paraguas...la nieve que caía por arriba, aquí, se convierte en granizo. 

Foto detalle del granizo.
Estos retorcidos troncos de Quercus hacen todavía más atractivo el camino.
Arroyo Valdecesar
Los robles han retrasado su puesta en actividad en esta fría primavera.
En estos días se encuentran brotando los ejemplares del fondo del valle.

En tres o cuatro ocasiones debemos cruzar el arroyo para continuar por la senda río abajo.

Ombligo de Venus ( Umbilicus rupestris )
Aunque el mayor uso de esta planta es tópico: Las hojas, ricas en mucílago, se colocan sobre las heridas para facilitar su cicatrización o sobre quemaduras leves. También se pueden comer crudas, tiernas y ácidas, realzan el sabor de las ensaladas.
Euphorbia hyberna
Pasando al lado de esta arandanera. ( Vaccinum mirtillus )
Angosto desfiladero...que apenas deja margen para que el caminante pueda recorrerlo y conocer así sus secretos.

Últimos y pequeños saltos de agua antes de que el arroyo alcance el arco de roca donde forma una espectacular cascada.

Con buen tino y desde el borde del salto de agua podemos observar al fondo la escalinata metálica que conduce a la base de la cascada para aquellos turistas que se acercan desde la carretera de Vegarada.

Noelia en la parte superior de la Cascada de Nocedo.
Apoyándonos en este árbol conseguimos superar los primeros metros de ascenso.
Este es el paso habitual...para llegar al arco de roca.
La inaccesibilidad de este valle de Valdecesar ha hecho que se conserve en perfecto estado y la biodiversidad revose en sus escarpes y en la estrecha y verde franja que ha modelado el arroyo.

Esto es, quizás, lo más complicado de la ruta. La roca se encuentra mojada tras las recientes precipitaciones y dificulta nuestro trepada por estos negros bloques.
Con cuidado, todo, se puede superar.

Dejamos abajo el curso del arroyo de Valdecesar para ascender por estas pedreras hacia la colladina.

Desde este mirador se observa el pueblo de Nocedo de Curueño; Casas de piedra que se quemaron en la guerra...y un floklore riquísimo con el que se puede completar un recital.

Saliendo del barranco de Valdecesar para bajar derechos hacia el Curueño por la senda empinada y pedregosa.

La senda que desciende hacia la carretera del Curueño se encuentra semioculta por la vegetación arbustiva  y el robledal.
Aunque el camino de tránsito hacia la cascada de Nocedo es muy frecuentado por los turistas, este otro camino que asciende al arco de roca, es poco conocido.

En el corto paseo, unos cien metros desde la carretera, la senda de acceso a la cascada cruza varias veces el arroyo donde han colocado varios puentes.

Una pasarela metálica nos conduce al fondo de la grieta donde se oculta la bonita cascada de Nocedo.

La conocida cascada de Nocedo donde el arroyo Valdecesar se precipita a través de un arco de roca para unirse, pocos metros después, a su río madre; El Curueño.
Cuenta así, el escritor Julio Llamazares; en su libro "El río del Olvido";

"La Cascada, tan oculta y perdida...para llegar a ella hay que dejar atrás la carretera, desviarse a la izquierda...y recorrer los cien metros que la separan de la grieta en la que brama día y noche el corazón de la tormenta".

Mirlo acuático (cinclus cinclus ) también llamado "Aguadera" en esta comarca de los Argüellos.
Especie fácilmente de observar en el curso alto del río Curueño.


Moderna fuente en el pueblo de Valdepiélago



 Vuelta a coger el tren Feve para regresar a nuestras casas en León.




La población española de Graja ( Corvus frugilegus )  se concentra exclusivamente en la provincia de León con un total de 2000 parejas aproximadas.
Dentro de la misma ciudad de León la podemos observar campando por alguno de sus parques.

Y con estas vistas del Museo de Arte Contemporaneo de la Ciudad de León nos despedimos hasta la próxima marcha.





10 comentarios:

  1. Nos ha resultado muy entretenida y, a un tiempo, atractiva, la descripción de vuestra aventura por los vallles, barrancos y montañas que, para vuestro disfrute, tenéis tan cerquita de casa.
    Es otra de estas rutas que tanto nos gustan a 'ojolince y sra.' y que le colocamos el adjetivo de multiaventura por lo variado y versátil de su recorrido.
    A ver si pronto, nos podemos unir a vosotros en alguna, que ya se os echa de menos!!
    Kike, a la 'curiosa planta' puedes ponerle el nombre de 'Penitentes' Muscari neglectum y, al jovenzuelo de la duda, llámale pinzón vulgar, al menos esa es nuestra apreciación.
    Os habéis traído muy buenos recuerdos fotográficos de esta ruta, a destacar la galería de tomas del barranco de Valdecesar y su salto de agua y también la colección de orquídeas en espléndido momento de floración. No nos olvidamos del bonito mirlo acuático y esa graja que pone la guinda urbanita a tu estupenda crónica.
    Un saludo de 'ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
  2. Kike. Nos estás animando a practicar también el "Tren & montaña". Aunque me da la impresión de que esta práctica limita considerablemente los objetivos. Pero todo depende de lo que se proponga cada uno. Por mi parte, seguiré con el sistema tradicional (coche particular, y si es compartido, mejor), pues creo que es la mejor forma de acceder a los puntos de partida de las rutas de montaña (horarios, accesos, acercamientos, autonomía...).
    En cualquier caso, te alabo la idea siempre y cuando la accesibilidad sea adecuada, o las condiciones lo requieran.
    (Por mi parte, durante estos días pasados he utilizado mucho transporte colectivo, aunque no haya sido precisamente para acudir a la montaña).
    Bien por la ruta que habéis realizado a la que como de costumbre no le faltan encantos, con muchos detalles que observas y captas con tu cámara.
    Un abrazo,
    Javi

    ResponderEliminar
  3. Juan Miguel.
    Muchas gracias por tus aclaraciones de la Muscari neglectum y el jovenzuelo Pinzón. Lo apunto para mi enciclopedia virtual.
    Pues sí, la "multiaventura de la peña Galicia, es muy agradable, pasamos variedad de paisajes y es ahora en la primavera cuando te sorprende todo. A pesar de su modesta altura bien merece la pena acercarse a ella.
    Un saludo

    Javier:
    Lo de ir en tren a la montaña sólo es una opción mas que tenemos y que usamos cuando el objetivo que tenemos en mente se encuentra a mano...aunque yo otras veces he usado la triple combinada; Tren Feve, bicicleta + ascenso a la montaña con el que se puede sumar multitud de posibilidades.
    Lo del coche esta bien...y si se puede aprovechar a llenarlo con más amigos pues mejor.
    Me alegro que te guste la publicación de hoy.
    Un abrazo:
    Kike

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la aclaración sobre el nombre del Cueto Ancino...aunque yo me he guiado por los nombres que se describe en los mapas del Centro Geográfico del Ejército Escala 1:50.000 en los que este monte se describe como Cueto Aucino con "U". Si que es cierto que en algunas guías de montaña se le nombra como Cueto Ancino con "N"...
    Es probable que sea error del mapa...y error mío por guiarme de sólo esa fuente.

    Gracias otra vez.
    Un saludo:
    Kike

    ResponderEliminar
  5. Mi más sentido agradecimiento. Mi madre nació y vivió en Aviados. Felicitaciones por las fotografías y la publicación. Luis Madrigal Tascón (Madrid)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste Luis ! Un saludo.

      Eliminar
  6. Muchas gracias por tu blog. He disfrutado con tus fotos, por cierto, sin ánimo de corregir nada en absoluto, a la "curiosas setas en la base de un roble" puedes ponerle pie como Hypholoma sublateritium.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose Angel. Lo acabo de cambiar. Un saludo. Kike

      Eliminar
  7. Una ruta preciosa, ademas estoy de acuerdo contigo en lo referente al Señor Calleja. Saludos

    ResponderEliminar