Translate

viernes, 8 de agosto de 2014

PEÑA BEZA (1963m), CANTO CABRONERO (2000m) y SIERRA DE CEREZALEDO desde Soto de Sajambre

Noelia en la cresta de Peña Beza con el Valle de Sajambre bajo un mar de nubes.
 
Ruta realizada el 15 de Junio del 2014

Integrantes: Juan Miguel, Tere, Javier, Eduardo, Juan Carlos, Didi, Eva, Noelia y Kike.

Hacía tiempo que tenía en mente ascender las cumbres más destacadas del (Sub)Macizo del Precornión. Estas  montañas de modesta altura, en comparación con sus vecinas del este donde se yergue imponente el Macizo Occidental de los Picos de Europa y en el que "reina" la bella Peña Santa, son un incomparable mirador; poseen una extraordinaria belleza y una  envidiable diversidad paisajística; desde los bosques  de los valles Sajambre y Dobra,  las siempre verdes praderas a media altura... o de las blancas paredes calizas que coronan al Canto Cabronero. Que podemos decir también  del profundo e indescriptible desfiladero formado por el río Beyos y que delimita este submacizo por el Oeste...

Para la ruta propuesta nos hemos reunido unos cuantos amigos y varios de ellos blogueros como "Ojo Lince y Sra" y Javier "Paseos por las Montañas". Ambos han dejado ya su particular visión de esta misma ruta en sus magníficos blogs. Ojo Lince con una completísima descripción de la flora y fauna observada y por otra parte, Javier, no le ha faltado detalle para explicar todo este recorrido por la nada fácil orografía de los Picos de Europa.

En esta entrada he intentado plasmar todo lo que me llamó la atención durante esta interesante e intensísima jornada. Para mí ha sido complicado seleccionar, ante tanta belleza, unas pocas fotos que den fe del recorrido y a su vez plasmen, de la mejor manera, la grandiosidad que se disfruta en estas montañas.
Tras la actividad me llevé para casa el mejor de los recuerdos al compartir la ruta con muy buenos amigos y también cientos de fotos donde se grabó el testimonio de nuestro paso mas la enorme variedad de flora, que en los meses de Junio y Julio, se encuentran en estos montes en máximo esplendor.

A continuación, el mapa y la descripción de la ruta:


Mapa de la ruta realizada. En línea de puntos rojos dibujado el recorrido y con flechas azules el sentido del mismo

Aparcamos nuestros vehículos en el parking situado a la entrada del pueblo Soto de Sajambre ( 910m ).
Desde aquí tenemos que atravesar todo el pueblo en dirección Noreste para coger la pista conocida como "La Senda del Arcediano" indicada con el cartel dirección -Amieva-.
Bosque de hayedo en este primer tramo marcado de ascenso por el Valle conocido como "Riego los Barrios" en el mapa del IGN o como "Río de Valueña" en el Topográfico Ediciones Adrados.

Nuestro primer objetivo, la Peña Beza, es visible hacia el norte desde casi todos los claros que deja el bosque de Sajambre.
A destacar la variedad florística en los aledaños al camino.
Si a la salida del pueblo hemos tomado la pista correcta no hay pérdida durante la primera hora de recorrido ya que se encuentra bien marcada con las señales de GR-201.
El desvío hacia senda que tomamos saliendo del GR es en una curva cerrada, en la falda sur del Pico Jurcueto (1582m), conocido como "Los Collaos" para dirigirnos hacia la vaguada de Riega Gulabragañas (IGN) o Puerto de Beza (Adrados).
Terreno de matorral bajo y pastizal en este tramo saliendo del bosque.
Una vez situados en el Puerto de Beza, al noreste del Jurcueto, tenemos en la vertical "La canal de Misa" como acceso hacia la cresta de la Peña Beza.
Senda de moderada pendiente hasta el inicio de la canal donde se incrementa la inclinación y en la que debemos echar mano a los buenos agarres que presenta la piedra caliza. (fácil)
Una vez situados en el cordal y con vistas a la vertiente norte donde se observa las praderas del Llano Cebolleda, seguiremos la cresta hacia oriente para culminar la primera ascensión en los 1963 metros tras unos últimos tramos de sencilla trepada.
Muchas fotos en la cumbre de la Beza y parada técnica para reagruparnos todos.
Seguimos ahora hacia el norte descendiendo primero al Collado Llano ( 1859m ) y ascendiendo posteriormente a las Peñas de Cebolleda (1894m).
Enfrente se encuentra el torreón que parece inaccesible del Canto Cabronero. Para atacarlo debemos dirigirnos hacia la vertiente Oeste donde se encuentra la ruta normal al pico con la que conectaremos desde las Peñas de Cebolleda por una senda hitada.
Primero subiremos por una corta chimenea con piedra suelta ( ¡ mucha precaución ! ), luego accede a una canal más amplia con hierba y después se alcanza la aérea cresta suroeste del Cabronero por la que llegaremos sin problemas (cuidado si hay nieve) hasta la cima de este precioso Pico ( 2000 metros ).
Para bajar seguiremos la senda de ruta normal hacia Monte Calapozo, dirección suroeste, para acabar en la vaguada del Río La Medoria (IGN) en el Valle Llano.
Seguiremos hacia el suroeste descendiendo a la Portillera o Collada de Beza (1495m), bajar a la vaguada de El Porrón entre el Pico Jurcueto al sur y La Silla (IGN)  al norte.
Nos adentraremos en el hayedo del "Monte el Ahorcao" para salir al Jou o explanada herbosa  donde se encuentra el Llagu de Jesús (1180 metros) y una pequeña cabaña de pastor.
Desde aquí viraremos ligeramente hacia el noroeste para subir al cercano collado de Valdelillo (1247m) e iniciar la ascensión integral de los picos situados dentro de la Sierra de Cerezaledo.
Esta segunda parte del día la haremos sin seguir senda marcada ya que es el salvaje cordal de la misma sierra la que nos marcará la dirección a seguir, de norte a sur y paralelamente al desfiladero del río Beyos sobre el que descienden las verticales laderas de esta sierra.
En este tramo del cordal hay que tener mucho cuidado con los hoyos ocultos por la vegetación. Tantear y estar seguro en donde pisamos.
Aquí la progresión es lenta.
Primero alcanzamos la destacada cima de Peñallava (1450 metros ). Después y casi sin enterarnos pasamos por el Pico Loto (1449m ) y al rato llegamos al extremo sur de la sierra culminado por el Cantoloto (1445 m ).
Vuelta atrás para volver a pasar por la cima del Loto. Desde aquí sumergirnos en el hayedo que alcanza el mismo cordal por la ladera este, e ir buscando la mejor manera de perder altura explorando a conciencia esta salvaje vertiente, en la que al cubrirnos las vistas el tupido bosque, nos pueda dar lugar a no enlazar debidamente con las contadas salidas hacia el valle que presenta esta vertical ladera.
Saliendo, al fin, sobre las praderías de Güembres nos encontraremos con una excelente pista que nos conducirá hasta el pueblo de Soto pasando antes por las cabañas de La Tejera y la Joyeda y conectando los últimos metros por el camino conocido de la Senda del Arcediano.

Dificultad:
  •  Ascensión a la Peña Beza. Media
  •  Ascensión al Canto Cabronero- Media-alta
  • Ascensión y descenso por la Sierra de Cerezaledo: Alta
Distancia: 16 kilómetros

Desnivel de ascenso acumulado: Unos 1600 metros

Tiempo empleado: 11 horas y media

Dejamos el coche en el Parking que hay a la entrada del pueblo de Soto de Sajambre.
Desde allí, iniciamos nuestra ruta a pie.
En el mismo aparcadero, mientras esperamos a todos los miembros de la expedición, vamos retratando ya las flores del entorno.
 
Geranium pyrenaicum

Entramos en el pueblo de Soto de Sajambre.
 
Nigella arvensis
Esta Nigella arvensis fue observada únicamente por las calles del pueblo. No sabemos a ciencia cierta si es una planta foránea o autóctona del lugar.

Curiosa fachada decorada con macetas de variedades micológicas...

Esta es la señal indicativa del GR-201 que seguiremos durante una hora hasta que nos desvíamos por una estrecha senda que nos conducirá a Puerto de Beza.


Viborera -Echium vulgare-
Rapónchigo -Campanula rapunculus-
 
Colleja -Silene vulgaris-
 

Rhinanthus mediterraneus
Linaria triornithophora
 
 
Melittis melissophyllum

Noelia y Eva descansando sobre un improvisado banco.



 
Arveja silvestre -Vicia cracca-
Trigo vacuno -Melanpyrum pratense-
 


En los claros que nos deja el camino, temporalmente, al salir del frondoso hayedo, podemos observar nuestro primer objetivo de la jornada: la Peña Beza.

En esta primera hora de la ruta, algunos de los amigos, se encuentran enfrascados en animadas conversaciones.
Otros, en cambio, ponemos nuestros cinco sentidos en la observación y retrato de la interesante flora con la que nos topamos a cada paso.
 
2¿?

Culebra bastarda o de Montpellier -Malpolon monspessulanus-
No puedo contener mi emoción cuando descubro a dos enormes culebras bastardas tomando el sol en el linde del camino.
Mi error fue dar la voz del avistamiento a mis amigos que marchan por delante antes de hacer las fotos correspondientes.
Las culebras me oyeron e inmediatamente reptaron hasta ocultarse entre la vegetación. La foto superior es sólo testimonial.
En estos valles de Sajambre se encuentra el límite septentrional de su distribución por la Península ibérica. Ya que en las comunidades Asturiana y Cántabra, por ejemplo, no se encuentra esta especie.


De vez en cuando el grupo se detiene unos segundos para mirar atrás el camino andado y observar las montañas que se distinguen por los alrededores. 

Ophrys tenthredinifera subsp. ficalhoana
Uno de los momentos más emocionantes del día para mí, fue observar esta preciosa especie de Orquídea que imita asombrosamente  a las abejas.
No es tan frecuenta como la Orchis mascula o la Dactilorhiza sambucina. En mi caso es la primera vez que la observo en la montaña.
- ¡Que belleza!-

Hacia el sur distinguimos el Pico Pozua que se puede ascender cómodamente desde el Puerto del Pontón o desde el pueblo de Retuerto (vertiente sur). Esta cara norte, recubierta por completo de bosque y con mayor desnivel, también puede resultar interesante para proponer en una ruta futura...

Serapias lingua
Viola cornuta
Otra especie de Orquídea que yo no había observado hasta ahora es la Serapias lingua.
También preciosa...

Cópula de Perlada Castaña -Boloria selene-

En este haya que aflora parcialmente su gran extensión de raíces es obligado el retrato grupal.
 
Muy cerca de la Majada de los Collaos nos salimos de la pista del GR para dirigirnos más directamente, por una senda, hacia el Puerto de Beza.
Javier, en cambio, que marchaba más adelantado, sigue fielmente la ruta que bajó en su GPS y circunvala el Pico Jurcueto subiendo primero a los Collaos, pasando por el Candal y enlazando de nuevo con nosotros en Puerto de Beza.

Pico Pozua (izquierda) y a la derecha se distinguen algunas cumbres del Parque Natural de Redes en Asturias.

Una vez alcanzado el Puerto de Beza ya divisamos en la vertical la Canal de Misa por la que se accede al cordal Oeste de nuestro objetivo.
- En la imagen marcada con una flecha roja-
 
Lanngermannia gigantea


En estos fuertes desniveles que presentan los Picos de Europa cada uno va marcando su propio ritmo.
El grupo se dispersa por la ladera pero como la visibilidad es total no perderemos apenas contacto visual.


Las dos imágenes superiores están tomadas en lo más vertical de la Canal de Misa.
No existen pasos difíciles.

Al salir de la canal y presentarnos en el alto del cordal observamos alineados las tres primeras cumbres que hoy queremos ascender.
Esta ladera herbosa se llama Valle Llano.

 Juan Carlos en la cresta oeste del Peña Beza
El pico que se yergue a la derecha de la imagen en unos mapas aparece como Valdepino y en otros como Laconia.
No estoy seguro de haber acertado...pero puede, también, que algunas de estas montañas, tengan doble nomenclatura.

Gentiana angustifolia

Nuestro amigo Eduardo marcha  destacado en el ataque a la cumbre.
Ahora se le distingue en medio de la pradería...pero está a punto de comenzar la fácil trepada de los últimos metros del Peña Beza.

Juan Carlos observa atentamente el pico Valdepino o Laconia.
 
El pico Jurcueto ha quedado a nuestros pies...al igual que las nubes que se aproximan por el noroeste.
 
Desde esta collada herbosa se distingue la Torre Bermeja y los Moledizos en el Macizo del Cornión.

Como podemos ver en la imagen superior el tramo final de ascenso es sencillo si se va buscando buenos agarres por las distintas y pequeñas canales que presenta la pared.

Llegando a la Peña Beza

Lo primero que hago una vez estamos en la cumbre es retratar las montañas que observamos a nuestro alrededor.
Unos nubarrones se aproximan desde el norte y amenazan con privarnos del espectáculo...
No podía faltar en esta publicación un zoom hacia la Peña Santa...

Otro zoom hacia Torre Parda, Torre Ciega, La Bermeja y los Moledizos.

Y en esta una panorámica de las torres que se yerguen desafiantes en el Macizo Occidental de Picos.
Imagen mil veces retratada desde las montañas del Parque Natural de Redes situado más al Oeste, pero que hoy, las disfrutamos bien cerca, en primera plana.

También y entre la niebla asoman las cumbres más altas del Macizo Central como son el Pico Cabrones y el Torrecerredo.

No nos podía faltar el pose de Edu con su ya famosa camiseta...

Hacia el sureste se observa en primera plana la pradera de Vegabaño en medio de un mar de hayas, el pico Jario presidiendo ese maravilloso enclave donde se levanta el refugio y más allá, en los límites del parque; El Pico Gildar y el Pico Cebolleda.
 

Ya se acerca Noelia a la cumbre por la cresta.
Hacia ella amplio zoom de la cámara para destacar al pueblo de Soto sobre su vertical.

Cruz de la cumbre de Peña Beza.

Tras Noelia van cerrando el grupo de llegada Javier, Juan Miguel, Tere y Eva.
Las nubes que amenazaban por el norte ya están llegando hasta donde nos encontramos...
Esperamos que no vaya a mas y se nos fastidie las vistas de la jornada.

Lagartija serrana -Iberolacerta montícola-

Juan Miguel


Foto Juan Miguel

Foto grupal en la cumbre de Peña Beza: Didi, Edu, Noelia, Kike, Eva, Tere, Juan Miguel, Juan Carlos y Javier.

Macaon -Papilio machaon-

-Uuf... ¡ Como está el Macizo de Peña Santa !-

Hacia el norte, imponente, se levanta el Canto Cabronero hacia el que nos dirigiremos en breve.
 

Pulsatilla alpina
Scilla verna



Javier bajando de la Peña Beza hacia el Collado Llano.

Bajamos por la norte de la Peña Beza hacia el collado. A nuestro paso, varios neveros.
 
Gentiana verna ¿subsp?
Con esta Genciana me he tirado mi tiempo para poder identificarla...ya que la posterior toma que hago en esta misma entrada de Gentiana verna con flores similares pero de más ancho pétalo me hizo creer que alguna de las dos podían tratarse de una subespecie...


Hacia las modestas Peñas de Cebolleda (1894m) que apenas se levantan 40 metros por encima del collado que separa el Canto Cabronero de la Peña Beza.


Desde lo alto de las Peñas de Cebolleda retrato la cara norte de la Peña Beza por donde hemos bajado.
En la imagen se observa a dos miembros de nuestro grupo que cierran la expedición bajando aun por las praderas al collado Llano.

Mirando hacia el Canto Cabronero desde lo alto de las Peñas de Cebolleda

Esta es la canal vertical de acceso hacia esta cota intermedia por la que van pasando uno a uno nuestros amigos.
- ¡ Mucho cuidado con el desprendimiento de piedras en estas canales !-

Rebeco -Rupricapra rupricapra

La única manera de ascenso al Canto Cabronero sin utilizar la cuerda es por su vertiente Oeste.
Hacia allí se dirigen las sendas que se adivinan en la ladera herbosa.

Una vez mas...no puedo aguantar retratar de nuevo a la Peña Santa enmarcado por las nieblas.
 

No hay posibilidad de pérdida en un día despejado y siguiendo la senda que también está marcada con hitos.


Una vez situados en la vertiente Oeste del Canto Cabronero encaramos la sencilla trepada por una Canal de piedra descompuesta. 
 
Bellorita de Oro -Primula veris-

El numeroso grupo que formamos hace que desprendamos, sin querer, piedras por la pendiente. Esto hace que algunos de nosotros, como en este caso nuestro amigo Didi, se salgan de la vertical para seguir progresando por los bordes de la canal para una mayor seguridad.

En la zona superior la canal se ensancha y da paso a un terreno mixto de roca y hierba.
 
Alcanzada la cresta (1997 metros ) seguimos por ella hacia el norte hasta que nos topemos con el buzón de cumbres.

Desde una de las antecimas del Canto Cabronero retrato a la ascendida Peña Beza y la vertiente este que cae sobre el Valle del río Dobra.

Vistas desde la cresta hacia la cumbre del Canto Cabronero donde ya descansan varios de nuestros amigos.

Como ya hemos visto cuando nos acercábamos desde el Collado Llano, la pared sur y este del Canto Cabronero son de una verticalidad sobresaliente.
Desde luego, impone la travesía que realizamos por la cresta...

Buzón de cumbres del Canto Cabronero

Los miembros del grupo van llegando poco a poco a la cumbre.
A Javier ya le quedan pocos metros...mientras, Ojo Lince, que recorta silueta en una antecima más lejana, espera pacientemente a que Eva y Tere lleguen a su altura.

Vulcana -Vanessa atalanta-
 
Está claro en el día de hoy quien se llevó el protagonismo paisajístico...
 
Panorámica del Valle del Dobra.

Foto grupal en la cumbre del Canto Cabronero:
De izquierda a derecha: Didi, Kike Javier, Noelia, Juan Miguel, Tere y Eduardo. Sentados: Juan Carlos y Eva.

Bajando por la ruta normal del Canto Cabronero - Foto Juan Miguel-



Las nieblas ya han hecho acto de presencia y nos sumergen ocultando las vistas.
 
Chaenorhinum origanifolium

Androsace villosa
Alchemilla plicatula

 
 
Aquí está nuestro amigo Didi cerrando el grupo en la senda de descenso hacia Calapozo y Valle Llano. 
Como va siendo habitual yo me voy entreteniendo parando a hacer fotos de lo diversa flora que nos encontramos.
 
Gentiana verna
Esta es la Genciana Verna sobre la que tengo dudas respecto a la primera foto de esta especie publicada más arriba. 
- ¿Son las dos las mismas? o ¿están diferenciadas como subespecies?
 
Viola riviniana


En estas idílicas praderas hay quien aprovecha a bajar trotando a lo Kilian Jornet...¡Bien!

Sobre este promontorio esperan al grupo Eduardo y Juan Carlos antes de seguir descendiendo hacia el Valle Llano.

Vistas hacia el valle Llano por el que se podía haber subido también a la Peña Beza siguiendo la senda que marco en la imagen.

 
Erysimun cantabricum
Orchis mascula


Eva y Noelia empleando los cinco sentidos para el descenso entre estos grandes bloques calizos.
 

Una vez situados sobre el Valle Llano deberemos remontar la ladera herbosa de enfrente para acortar camino y llegar así a La Portillera o Collada de Beza  (1495 metros ).


Las nieblas ya ocultan por completo el Canto Cabronero. Las Peñas de Cebolleda y la Peña Beza aun se libran de verse sumergidas.

A la vista el pico Valdepino o Laconia. (Creo)
 
Ajuga pyramidalis

Desde la Portillera cambiaremos de vertiente y descenderemos hacia El Porrón y Monte La Conia.
 
En nuestra vertical ya divisamos el arroyo que se inicia en la majada y que terminará poco después, filtrándose en el Jou de los Llagos de Jesús.

Canal de destrepe hacia los Pandemones.
 
Aster alpinus



No hay senda hacia la vaguada de Pandemones (1324 metros) pero la buena orientación y la ayuda del GPS de Javi no nos ofrece dudas.
- ¡Vamos a seguirle!-
 


 En el fondo de la vaguada se dibuja una senda que nos conducirá sin pérdida al frondoso hayedo de las Maguetas.
Globularia nudicaulis



Poco antes de sumergirnos en el bosque ya divisamos alguna de las cumbres más destacadas de la Sierra de Cerezaledo como es la Peñallava (1460 metros ) a la que ascenderemos en nuestro recorrido integral por la sierra.



La senda por el bosque es preciosa...aunque de vez en cuando tengamos obstáculos como estos de árboles derribados por el fuerte viento que últimamente traen las profundas borrascas.






¿?
 Nos encanta este bosque y estamos disfrutando a tope de la ruta. Alguno del grupo ya se queja del cansancio acumulado durante la jornada. Que con lo ya ascendido ya tendría suficiente  por hoy.

Pero otros de nosotros somos un poco más ambiciosos y queremos más. Ya que hemos venido hasta aquí deseamos conocer mas montañas y aprovechar las horas de luz que nos restan.
Seguiremos nuestra primera intención de ir a conocer la Sierra de Cerezaledo.
Después de unas horas veremos que siempre podemos hacer mas de lo que nos imaginamos...y eso que el terreno no nos lo puso nada fácil.


Kike en otro de los árboles derribados por el viento. -Foto Juan Miguel-


De vez en cuando, el bosque, va dando paso a claros herbosos como estos donde es aprovechado por el ganado y otros rumiantes salvajes en una excelente gestión del monte donde se respeta el bosque que a su vez sustenta el suelo.

 
Aquilegia vulgaris
Prunella vulgaris





En este lugar llegamos a la hondonada donde se encuentra el Llago de Jesús y una pequeña cabaña.
Ninguno de nosotros conocíamos este lugar.
Desde luego, una agradable sorpresa para todos.

Eduardo baja corriendo hacia la cabaña tras haber realizado un corto tramo alternativo a la senda por el bosque.

Otra sorpresa de la jornada es el reciente parto que ha tenido esta Vaca y en la que se está comiendo su propia placenta.
También observamos los primeros intentos del ternero para ponerse de pie.
- Enternecedor...-

El Llago de Jesús (1181 m ) y a la derecha la cueva a la que nos asomaremos.
Es este el lugar donde recoge aguas de esta vertiente y posiblemente salga a modo de manantial kilómetros más abajo de la montaña...por el desfiladero de los Beyos. 
 
Linaria alpina



Kike a la entrada de la cueva El Barro. -Foto Juan Miguel-


Tras nuestra visita al Jou ascenderemos unos metros dirección noroeste hacia el Collado Valdelillo (1252 m ) con el fin de poder encarar el comienzo de la Sierra de Cerezaledo por el norte.

Vistas hacia el Cabronero, Cebolleda y la Beza.

Desde el collado de Valdelillo observamos al norte una atractiva aguja.
Al principio la confundo con un pico que ascendí hace años: El Pico Laconia. Pero después, estudiando el mapa en casa, observé que este último está situado más al este y es de mayor altura.
Mi tío Javier y yo nos quedamos con ganas de haberlo explorado...pero no se puede pedir todo en una misma jornada. Que no todos han venido preparados para terminar de noche esta intensa y exigente ruta.
Noelia ascendiendo desde el collado Valdelillo por la cresta herbosa y arbustiva hacia la primera cota de esta sierra.


El resto del grupo nos siguen unos metros por detrás.
Cuanto más nos alejamos del collado, mayor y mejor perspectiva tenemos de la Aguja del Frailón que cae hacia el Oeste en una enorme pared hacia el desfiladero de los Beyos.

La vertiente este de la sierra se encuentra recubierta por completo de Hayedo y en nuestro ascenso a Peñallava nos veremos obligados a cruzar algún tramo de bosque.

Eduardo ya nos ha dado alcance y será el quien encabece ahora al grupo.

Al principio confundimos también a la Peñallava con el Pico Loto...ya que no divisamos otra cumbre mirando hacia el cordal.
Normal...ya que nos tapa las vistas la Peñallava hacia el resto de la sierra que se prolonga unos cuantos metros más hacia el sur.

En la proximidad de la cumbre, Eva, Noelia y yo nos acercamos a la balconada que da vista hacia Los Beyos y que tiene un extraplomo sobre nuestras cabezas.

Eva superando los últimos metros para Peñallava.
 
Allí, en la cumbre de la misma sin vértice ni buzón de cumbres que así lo certifiquen, se encuentra nuestro amigo Edu.

Al poco llega el resto del grupo a la cima.
Sin más dilación seguimos avanzando por la cresta hacia el Pico Loto...hasta que nos sorprenden unas curiosas aves que al menos yo no habíamos tenido la oportunidad de observar.


Vencejo real -Apus melba- (Foto Juan Miguel)
Se trata del escaso Vencejo Real.

En León es una especie catalogada como Vulnerable ya que existen entre 45 y 60 parejas en total.
En los Picos de Europa se desconoce el tamaño de su población aunque, dicen, no supera la veintena de parejas.
Nosotros vimos tres parejas de estas enormes aves insectívoras que cuentan con una envergadura de 57 centímetros frente a los escasos 40 centímetros que alcanza el más extendido Vencejo común -Apus apus-

Impresionante escucharles cortar el viento en sus vuelos rasantes sobre la cresta...

Eduardo observando desde la altura a la localidad de Oseja de Sajambre.
 
Juan Carlos también nos ha dado alcance y se adelantará junto a Edu en el ascenso de los dos picos que nos restan para completar la Integral de Cerezaledo.



El resto del grupo viene por detrás con paso firme y asegurando cada tramo.
Aquí, los arbustos, pueden ocultar oquedades donde nos podemos tropezar o rozar las piernas.
Dos de nosotros ya comprobaron en sus carnes este peligro.
 
Geranium pratense


Impresionante el desnivel que presenta hacia el Oeste esta Sierra.
Posiblemente son los Picos de Europa donde podemos encontrar en corto recorrido los mayores desniveles de todo el norte peninsular.

Nuestros amigos ya han alcanzado la cima del Pico Loto (1449 m ).
Hacia ellos se aproxima Javi.
Las fuerzas andan justas en alguno de los miembros del grupo. Es por ello por lo que parte de la expedición se quedará esperando en esa cumbre a que el resto complete la Integral de la Sierra llegando hasta el Cantoloto (1442m ).


Javier en el camino hacia Cantoloto donde ya esperan nuestros amigos Juan Carlos y Edu.
 
Aquí cada uno a su ritmo.
Que cada cual suba lo que le apetezca y pueda sin verse obligado a seguir a los demás. Y más en este caso que a nuestro descenso retrocederemos por nuestros pasos y podremos conectar con las que han dicho hoy basta al número de ascensiones.

De izquierda a derecha en la cima del Cantoloto: Javier, Juan Miguel, Tere, Kike, Eduardo y Juan Carlos.

Comienza la aventura por si hubiéramos tenido poco en el día de hoy.
No hay senda por el bosque hacia el Valle de Mocaeda.
Únicamente tenemos unas señas del GPS y nuestra intuición.
Los puntos de navegación satélite, en este caso, no nos solucionan mucho.
Hoy nos toca explorar.
Los primeros metros por el bosque, aunque pendiente, son de fácil descenso.

Lo peor viene cuando llegamos a una serie de cortados que nos impiden seguir perdiendo desnivel.
La única vía hacia el valle pasa por esta inclinada ladera de vegetación arbustiva y punzante.

Juan Carlos nos repite varias veces su cita preferida:

" Sin dolor y sin sufrimiento no hay gloria "
Salimos del bosque y aun nos quedan unos metros por esta inclinada vaguada para llegar a lo que se parece más a una senda, de nuevo, en el Hayedo que crece más abajo.

Una más y última imagen que nos ofrece la bellísima Peña Santa en el día de hoy.
 
Aquí la pendiente se suaviza y los matorrales desaparecen.
Es un alivio para quienes ya tienen hoy castigadas las piernas.

Seguir el Valle de Mocaeda nos conduciría a la Central hidroeléctrica de Ribota de Sajambre.
Es por ello por lo que en su cabecera debemos continuar dirección este hacia la pista que se adivina desde lo alto y marchar derechos a Soto.
Desde la senda de la cabecera del valle dirigimos la vista atrás para ver la vertiente por la que descendimos de la Sierra...
Complicado deciros ahora el lugar exacto por el que perdimos altura... 
 
Orchis ustulata

 
Conectamos con la pista en las proximidades de la Majada La Tejera.
 
En la colladina próxima al Peñón Calamazo (1116 m ) donde se encuentra otra pequeña cabaña ganadera.

Esto ya es terreno cómodo por una excelente pista. En breve conectaremos con el GR de la Senda del Arcediano por la que ascendimos durante la mañana.
Nuestra llegada al pueblo de Soto de Sajambre lo hacemos con una enorme satisfacción de haber completado una exigente ruta que nos ha puesto a prueba.
Prueba que hemos superado todos con creces y que nos ha dejado un recuerdo imborrable.
Los Picos de Europa nunca nos dejarán indiferente...

Hay que volver a ellos.
El verano y principios de Otoño es la época propicia para recorrerlos.
Propuestas podemos encadenar unas cuantas ya que las posibilidades que presentan estas montañas es ilimitada.
La difícil es encontrar fecha para compartir estas actividades con los amigos.
Ya que dicen... y doy fe...Que lo bien compartido, mejor sabe.

2 comentarios:

  1. Sin duda, volveremos Kike!!
    Esta ruta dejó a todo el grupo maravillado. El buen momento elegido, el excelente día que, aún llevando y trayendo nubes se portó con nosotros, y el magnífico emplazamiento elegido para el desarrollo de la actividad, ha hecho que quedemos impresionados y embelesados con el lugar.
    Compleja, variada y sabiamente elegida la muestra gráfica con la que nos sumerges, paso a paso, en el atractivo espacio del submacizo occidental de Picos.
    Siguiendo el relato, no nos cabe duda de que te has estudiado en profundidad el recorrido y su entorno y que, como 'Ojolince y Sra.' has desentrañado, al menos en parte, los misterios que esconden estas bellas y menos conocidas sierras.
    En nuestra opinión, tu exposición es muy clara y amena combinando ese filón de flora y fauna que nos regala esta montaña, con un descripción del trazado de ruta útil y clara, para todo aquel que quiera acercarse a conocerlo.
    ¡¡Qué fotos de los cortados de la sierra del Cerezaledo!! Con esos atractivos picos Frailón, Peñallava.. La foto de Edu contemplando Oseja, y tantas, tantas otras que quitan el hipo!!
    Encontraremos una fecha y repetiremos actividad. No será como ésta, será diferente pero, como bien dices, compartida será disfrutada sobremanera.
    Un abrazo de 'Ojolince y Sra.'
    PD. ¡La foto elegida para la portada de esta crónica es un primor!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan Miguel por tu comentario.
    Me alegro que en esta ruta disfrutarais.
    No es para menos con todas las interesantes especies flora y fauna que observamos y que sabemos que nos entusiasman a ambos.
    A ver si vamos buscando otra excursión similar que sea del mismo agrado.
    Eva ya me ha dicho que se está entrenando todos los días para estar preparada en cuando le propongamos una nueva ruta.
    Vosotros, de momento, pasároslo bien por la costa cántabra e ir cargando fuerzas para las actividades que vengan durante el final del verano y el otoño.
    Que si las programa el señor Javier Ureta van a ser exigentes...je,je.

    Un abrazo:
    Kike

    ResponderEliminar